Uno de los personajes más controvertidos de Expediente Warren II (The Conjuring 2) es el hombre retorcido (the crooked man). De complexión delgada, esta criatura ataviada con traje y sombrero surge del zoótropo a acompañada de una rima infantil:

There was a crooked man, and he walked a crooked mile. [Había un hombre torcido, que caminó una milla torcida]

He found a crooked sixpence upon a crooked stile. [Encontró una moneda de 6 peniques torcida en un estilo torcido]

He bought a crooked cat, which caught a crooked mouse. [Compró un gato torcido que atrapó a un ratón torcido]

And they all lived together in a little crooked house. [Y todos ellos vivieron juntos en una pequeña casa torcida]

 

La poca naturalidad de sus gestos hace pensar que el personaje fue creado mediante CGI, es decir, por ordenador. Sin embargo, nada más lejos de la realidad: el hombre retorcido está encarnado por un actor español.

Javier Botet (Ciudad Real, 1977), es ilustrador, director de cine y actor especializado en terror. Ha dado vida a personajes míticos como la niña Medeiros de REC (Balagueró y Plaza) y la madre de Mamá, entre otros. No hay formato que se le resista: a parte de sus apariciones en la gran pantalla, Botet tiene una larga trayectoria en cortometrajes, videoclips y series de televisión.

Botet sufre desde pequeño el síndrome de Marfan, una enfermedad rara que se caracteriza por el tamaño inusual de los miembros del cuerpo y la hiperlaxitud de algunas articulaciones. Lejos de lamentarse, el actor reconoce su peculiaridad y le saca partido: «siempre he asumido que no soy para el consumo clásico. Lo entiendo y no voy a luchar contra eso».

Es evidente, también, que demuestra fascinación por su propio cuerpo: «Llevo toda la vida explorándolo. Desde que era crío. Ponía caras delante del espejo, movía los músculos, improvisaba posturas… Todavía lo hago». Además, constituye una fuente de inspiración a la hora de preparar los personajes, ya que es capaz de idear una manera de andar a cuatro patas o de mover los dedos de forma peculiar. No en vano su aspecto físico, junto con sus habilidades escénicas, le hacen la persona ideal para interpretar al hombre retorcido.

Ante la incredulidad de los espectadores, el propio James Wan ha reconocido en Twitter el trabajo de Botet para dar vida al personaje.

«La poca naturalidad de los andares del hombre retorcido en Expediente Warren 2 no se hizo en CGI. Javier Botet andaba hacia atrás, se grababa en slow motion y al editarlo se aceleraba la imagen».

A pesar de que su aparición en Expediente Warren II es puntual, el hombre retorcido será el protagonista de una nueva película que estará dirigida por Peter Safran. No será el único personaje de la saga al que se dedica un largometraje a parte, ya que próximamente podremos disfrutar de los spin-off sobre Annabelle (que se estrenará en agosto de 2017) y la monja (The Nun) (programado para verano de 2018).

¿Cuál es tu personaje favorito de Javier Botet?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies